Células troncales como terapia antienvejecimiento

enero 15, 2024

El envejecimiento es el resultado de procesos intr√≠nsecos y extr√≠nsecos en el cuerpo. Los cambios estructurales intr√≠nsecos que ocurren como consecuencia del declive fisiol√≥gico y est√°n determinados gen√©ticamente son significativamente diferentes entre individuos e incluso en distintos sitios anat√≥micos en un solo individuo. 

Muchas teor√≠as han intentado explicar el proceso de envejecimiento, pero los m√°s plausibles se concentran en procesos de reparaci√≥n y da√Īo del ADN, que inducen cambios epigen√©ticos en todo el genoma, los cuales conducen a la senescencia celular, la p√©rdida de funci√≥n adecuada en la misma y las aberraciones gen√≥micas. 

Dependiendo de su destino celular, las se√Īales del da√Īo en el ADN conducen a tres posibles respuestas: la detenci√≥n transitoria de su ciclo, tambi√©n conocido como reparaci√≥n; la detenci√≥n estable del ciclo celular o senescencia; y la muerte celular conocida como apoptosis.

Los procesos de envejecimiento intr√≠nseco, que son determinados gen√©tica o cronol√≥gicamente, y los extr√≠nsecos provocados por la radiaci√≥n ultravioleta y exposici√≥n t√≥xica-mediada, se superponen y est√°n fuertemente relacionados con el aumento de la generaci√≥n de radicales libres en c√©lulas, tejidos y √≥rganos. 

El mecanismo subyacente en ambos procesos es el aumento del estr√©s oxidativo, el cual probablemente sea el factor que m√°s contribuye al da√Īo por envejecimiento, que conduce a la p√©rdida de c√©lulas y la matriz extracelular.

Estudios en revistas indexadas sugieren que las c√©lulas troncales mesenquimales (CTM), exhiben efectos beneficiosos como la (angiog√©nesis, antiinflamaci√≥n y antiapoptosis, principalmente por las citocinas secretadas y factores de crecimiento que liberan, es decir, por su efecto paracrino, en lugar de por su diferenciaci√≥n en c√©lulas de diversos tejidos. 

Las citocinas de las CTM y los factores de crecimiento, tienen el potencial para ser utilizados en tratamientos antiedad debido a que secretan: angiotensina, catepsina D, CXCL12, factor estimulante de colonias de granulocitos-macr√≥fagos, factores crecimiento de hepatocitos, factores de crecimiento similares a la insulina-1, interleucinas 6, 7, 8 y 11, pentraxina, prote√≠na de uni√≥n al retinol, factor de crecimiento transformante beta, factor de necrosis tumoral, factor de crecimiento endotelial alfa y vascular, entre otros. 

De esta manera es que pueden intervenir en el proceso de envejecimiento tanto intr√≠nseco al promover la reparaci√≥n, evitando la senescencia y programando la apoptosis; y extr√≠nseco, reparando da√Īos por exposici√≥n a la luz ultravioleta y la exposici√≥n al medio ambiente. Los efectos par√°crinos, que existen a trav√©s de los factores liberados, son los responsables finales de la reducci√≥n del estr√©s oxidativo, la causa principal del envejecimiento. 

Si deseas conocer más información, no dudes en comunicarte a través de nuestro WhatsApp o en redes sociales con nosotros, donde podremos atendetle de manera personalizada.

Referencias:

  1. Ernster VL, Grady D, Miike R, et al. Arrugas faciales en hombres y mujeres, por estado de tabaquismo. Am J Public Health 1995; 85: 78-82.
  2. Farage MA, Miller KW, Elsner P, et al. Factores intrínsecos y extrínsecos en envejecimiento de la piel: una revisión. Int J Cosmet Sci 2008; 30: 87-95.
  3. Sinclair DA, Oberdoerffer P. El epigenoma del envejecimiento: da√Īado m√°s all√° ¬Ņreparar? Aging Res Rev 2009; 8: 189-198.
  4. Beckman KB, Ames BN. La teoría de los radicales libres sobre el envejecimiento está madurando.Physio Rev 1998; 78: 547-581.
  5. Farage MA, Miller KW, Maibach HI. Libro de texto sobre el envejecimiento de la piel. Berlina. Alemania: Springer-Verlag. 2010.
  6. Zouboulis CC, Makrantonaki E. Aspectos clínicos y diagnóstico molecular del envejecimiento cutáneo. Clin Dermatol 2011; 29: 3-14.
  7. Belicchi M, Pisati F, Lopa R, et al. Las células madre derivadas de la piel humana migran a través del prosencéfalo y se diferencian en astrocitos después de la inyección en el cerebro de un ratón adulto. J Neurosci Res 2004; 77: 475-486.
  8. Feng JA, Mantesso P, Sharpe T. Células perivasculares como mesenquimales Células madre. Opinión de expertos Biol Ther 2010; 10: 1441-1451.
  9. Lenoir N. Europe se enfrenta al desafío de la investigación con células madre embrionarias. Science 2000; 287: 1425-1427.
  10. Ben-David U, Benvenisty N. La tumorigenicidad del embrión humano y células madre pluripotentes inducidas. Nat Rev Cancer 2011; 11: 268-277.
  11. Song L, Young NJ, Webb NE, et al. Origen y caracterización de células madre mesenquimales multipotenciales derivadas de hueso trabecular humano adulto. Desarrollo de células madre 2005; 14: 712-721.