Asset-2logo-mocell-bueno

Las dosis altas como dosis terapéuticas

Mtro. Rodrigo Pérez Novelo

Las quelaciones fueron creadas originalmente para realizar tratamientos para la  intoxicación por metales pesados  como plomo, mercurio, cromo, cadmio, vanadio, así como el calcio y otros elementos más. A lo largo del tiempo se observó que los pacientes tratados con quelaciones padecían menos complicaciones cardiovasculares y presentaban mejoras en otro tipo de patologías como la insuficiencia renal y la artritis reumatoide.

 

Los efectos específicos dependen de la combinación de agentes quelantes que sean utilizados, así como la frecuencia de aplicación y la cantidad aplicada. A continuación se enlistan algunas de las áreas donde se obtienen beneficios o mejoras tras la aplicación de los agentes quelantes en el organismo:

 

  • Reducción de calcio de las placas ateromatosas
  • Reducción de la calcificación de las válvulas cardiacas
  • Controla y reduce la angina de pecho
  • Reduce y mejora las várices internas y externas
  • Reduce el tamaño de los cálculos renales
  • Coadyuvante en casos de gangrena
  • Ayuda a normalizar las arritmias cardiacas
  • Mejora los síntomas de la Enfermedad de Parkinson
  • Disuelve trombos arteriales
  • Reduce los niveles de colesterol en sangre
  • Previene el depósito de colesterol en el hígado
  • Apoya la irrigación del cuerpo cavernoso, reduciendo los síntomas de la impotencia
  • Anula los efectos de la intoxicación digitálica
  • Previene la osteoporosis
  • Mejora la sintomatología de la artritis reumatoide
  • Mejora la espondilitis anquilosante, recuperando la posibilidad de mover  de  las articulaciones
  • Elimina el exceso de potasio celular
  • Elimina el exceso de plomo y metales pesados en sangre
  • Ayuda a aminorar la evolución progresiva de la demencia senil
  • Mejora la visión en casos de retinopatía diabética
  • Mejora las molestias en casos de neuropatía diabética periférica
  • Mejora la función intelectual, poder de concentración, memoria, visión, líbido, y los reflejos, entre otros.

 

¿Cómo se aplica?

 

La frecuencia de las dosis y el número total de tratamientos,  serán determinados en base al cuadro clínico específico de cada paciente, así como a la severidad del mismo, la edad y condiciones generales de salud,  pero principalmente de la adecuada función del riñón.  Habitualmente se recomienda efectuar de dos a tres sesiones por semana.

 

A continuación presentaremos en una serie de publicaciones semanales los diversos agentes quelantes de Mocell así como su mecanismo de acción y contraindicaciones. Esta semana presentaremos el Ascorbato de Sodio o Vitamina C.

No olvides dirigir tus preguntas o dudas a través de nuestra página web, donde te atenderemos a través de redes sociales y podemos generar un protocolo específico para ti.

 

Pregunta por los nuevos productos que Mocell tiene para ti este 2022.