Asset-2logo-mocell-bueno

Sueroterapia – Bicarbonato de Sodio

Mtro. Rodrigo Pérez Novelo

A continuación presentaremos en una serie de publicaciones semanales los diversos agentes quelantes de Mocell así como su mecanismo de acción y contraindicaciones. Esta semana presentaremos el bicarbonato de sodio.

Protocolo para administrar el bicarbonato de sodio

 

Indicaciones terapéuticas

 

El bicarbonato de sodio es un agente alcalinizante, usado para el tratamiento de acidosis metabólica como consecuencia de diferentes desórdenes como: cetoacidosis diabética, diarrea, problemas renales y shock.

 

El bicarbonato de sodio puede en algunos casos ser utilizado para la corrección de hipercalcemia. El bicarbonato de sodio causa alcalinización de la orina, por lo que es utilizado junto con diuréticos en el tratamiento de intoxicaciones agudas producidas por medicamentos débilmente ácidos, como la fenobarbitona y salicilatos para mejorar su excreción.

 

Contraindicaciones

 

Generalmente, se recomienda que el bicarbonato o los agentes que forman el anión bicarbonato después del metabolismo, no se administre a pacientes con alcalosis respiratoria o metabólica, hipocalcemia o hipoclorhidria.

 

Como todas las sales que contienen sodio, el bicarbonato de sodio deberá de administrarse con extrema precaución a pacientes con falla cardiaca congestiva, cirrosis del hígado, hipertensión y pacientes que reciben corticosteroides.

 

Precauciones generales

 

No se administre sin diluir, debe diluirse previamente con cloruro de sodio al 0.5% o con dextrosa al 5%; o bien con solución salina de acuerdo con las indicaciones brindadas para la aplicación de este componente en conjunto con otros agentes quelantes.

 

Reacciones secundarias y adversas

 

La excesiva administración de bicarbonato u otros compuestos que son metabolizados para formar el anión bicarbonato pueden producir alcalosis metabólica, especialmente en pacientes con disfuncionamiento renal.

 

Los síntomas pueden incluir dificultades respiratorias y debilidad muscular (asociados con la disminución en los niveles de potasio). En pacientes hipoglucémicos se puede desarrollar un estado de hiper­toni­cidad muscular y modificación en la respuesta neuromuscular, pudiéndose agravar en pacientes epilépticos.

 

Las dosis excesivas de sodio pueden producir una sobrecarga de sodio y una hiperosmolaridad.

 

Interacciones medicamentosas

 

El bicarbonato de sodio es incompatible con ácidos, sales ácidas, clorhidrato de dopamina, lactato de pentazocina, sales alcaloides, aspirina y salicilato de bismuto. El oscurecimiento de los salicilatos es intensificado por el bicarbonato.

 

Dosis y vías de administración

 

El bicarbonato de sodio es administrado por vía intravenosa en su presentación original o diluido con otros fluidos intravenosos, si se diluye a isotonici­dad (1.5%) puede administrarse por vía subcutánea. Para preparar una solución al 1.5%, diluir 1.0 ml del producto con 4.0 ml de agua para inyección o solución salina; o bien como parte de varios agentes quelantes seguir las instrucciones de dilución proporcionadas por su médico tratante.

 

Las dosis de bicarbonato de sodio deberán individualizarse a las nece­sidades y condiciones del paciente, basándose primeramente en el déficit de bióxido de carbono (la diferencia entre el dióxido de carbono presente normalmente en el plasma, 27 mEq/l y el valor encontrado en el paciente). La dosis total puede ser calculada utilizando la siguiente ­ecuación:

 

Una dosis promedio es de 2 a 5 mEq/kg administrada durante 4 a 8 horas. En acidosis metabólica severa, se recomienda la administración de 1 a 1.5 litros de una solución entre 90 a 180 mEq/l durante la primera hora; las posteriores concentraciones de bicarbonato deberán ser ajustadas a los requerimientos individuales del paciente. Para infantes de hasta dos años de edad, se recomiendan infusiones lentas intravenosas de hasta 8 mEq/kg/día.

 

Información adicional

 

Un miliequivalente (mEq) de bicarbonato de sodio es igual a 84 mg de sodio. La concentración de bicarbonato de sodio al 7.5% es equivalente a 0.892 mEq/ml.

 

Sobredosis o ingesta accidental

 

El tratamiento de alcalosis metabólica, como consecuencia de una sobredosis de bicarbonato, consiste en una corrección apropiada del balance en los fluidos y de los electrólitos como lo sería el tratamiento de cualquier hipernatremia relacionada con la excesiva ingestión de sales de sodio. El reemplazo de iones calcio, cloruro y potasio puede ser de gran importancia.

 

Recomendaciones de almacenamiento

 

Consérvese a temperatura ambiente a no más de 30°C y en lugar seco.